Contacta en un click !

Casos de éxito

Implantación de control de gestión por línea de negocio.

 

Empresa con plantilla de 70 trabajadores y volumen de facturación de 5 millones de euros nos requiere la implantación de un control de gestión por línea de negocio, con el objetivo de que la gerencia pueda obtener una información de calidad que le permita tomar las decisiones adecuadas, bajo la sospecha de que puedan existir trabajos deficitarios que impiden la buena marcha del negocio.

 

Profesionales de este despacho procedieron a un exhaustivo análisis de la información que disponía la empresa y se delimitaron las magnitudes de ingresos y gastos que afectaban directamente a cada línea de negocio para obtener el resultado de cada una de ellas y realizar un control mensual del mismo.

 

El disponer de esta información ha permitido a la gerencia tomar decisiones que han mejorado el resultado global de la compañía.

Reestructuración de plantilla para garantizar la viabilidad de la empresa.

 

Sociedad limitada con acusadas pérdidas debido a una considerable disminución de las ventas y que en principio debía ser temporal, nos solicita análisis de la viabilidad del negocio.

 

Profesionales de este despacho realizaron un estudio económico-financiero en el que se detecta, por un lado, la necesidad de control y contención de gastos (incluidos los costes laborales) para garantizar la supervivencia de la misma y, por otro, la necesidad de un control exhaustivo de la tesorería para disponer en todo momento de los recursos necesarios y evitar tensiones de liquidez.

 

Para ello, y en relación a los costes laborales, se concluyó en un ajuste de plantilla, procediendo a unos mínimos despidos de personal, motivados por la situación económica de la empresa, y solicitando a la Autoridad Laboral la autorización de un Expediente de Regulación de Empleo de suspensión temporal de los contratos de trabajo para el resto de la plantilla. Dicho Expediente de Regulación de Empleo fue aprobado por la Autoridad Laboral y con su aplicación se aportó flexibilidad a la empresa para el desarrollo de los trabajos y contribuyó de forma muy positiva a la disminución de los costes laborales.

 

El conjunto de medidas adoptadas, junto con la adecuada gestión de los socios, hicieron posible la supervivencia de la empresa.

Escisión de sociedad limitada.

 

Grupo empresarial formado por tres sociedades que desarrollaban dos actividades claramente diferenciadas decide, para mejorar la gestión y reducir costes, escindir una de las sociedades en dos partes que corresponden a dos ramas de actividad y que se integrarían en las otras dos sociedades existentes, traspasando el patrimonio empresarial correspondiente a cada una de ellas.

 

Se realizaron de forma minuciosa todos los estudios pertinentes, llegando a la conclusión final de que la operación de escisión cumplía con todos los requisitos exigibles para acogerse al régimen especial de fusiones, escisiones, aportaciones de activos y canje de valores y, por tanto, se logró un diferimiento en la tributación hasta la siguiente transmisión evitando con ello el pago de elevadas plusvalías puestas de manifiesto al realizarse la operación.

 

Dada la importancia de la repercusión en la toma final de decisiones, los profesionales de este despacho creyeron conveniente realizar consulta a la Dirección General de Tributos, quién confirmó que la operación cumplía con todos los requisitos para acogerse al régimen especial.

Protocolo familiar.

 

Empresa familiar con más de treinta años de antigüedad plantea a los profesionales de este despacho una serie de cuestiones relativas a la sucesión generacional del negocio.

 

Ceder el testigo en la empresa familiar es un proceso difícil y que, en ocasiones, culmina de la peor manera: con el cierre de la empresa por mala gestión. Y es que si cualquier cambio requiere de importantes esfuerzos de preparación y adaptación, el traspaso del mando de padres a hijos en las empresas familiares supone riesgos adicionales.

 

Para ello, profesionales del despacho realizaron una planificación estratégica, en la que se incluyó una planificación fiscal en materia de Sucesiones, así como la elaboración de un Protocolo Familiar.

 

En él quedaron recogidos todos los criterios y normas de actuación consensuados por los integrantes del negocio familiar (Formación, Liderazgo, Adaptación de la Empresa, Cambio de mando, Funcionamiento de las distintas Áreas, Excelencia y Calidad, entre otros), configurando así la filosofía de la empresa que permitirá realizar con éxito la sucesión en la segunda generación y garantizando la supervivencia del negocio familiar.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© ASSESSORIA-CONSULTORIA CAPITAL, S.L.